Actores y senadores exigen explicaciones sobre demolición del teatro Jiménez Rueda

jímenez-rueda

Víctor Ballinas

Periódico La Jornada
Jueves 5 de febrero de 2015, p. 41
Actores, escritores, trabajadores y críticos de teatro demandaron ayer en el Senado que los gobiernos federal y del Distrito Federal, así como los institutos de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) y Nacional de Bellas Artes (INBA) informen de manera clara sobre la demolición del teatro Julio Jiménez Rueda, ubicado en Avenida de la República. Aseveraron: Nos hemos enterado de que piensan construir ahí un centro comercial y un Walmart.

A los actores los acompañaron los senadores del PRD Dolores Padierna, Luz María Beristain, Alejandro Encinas y Miguel Barbosa, así como Layda Sansores, del PT. En conferencia, los actores convocaron a todo el gremio y a la sociedad a la defensa de ese recinto, pues, dijeron, con el argumento del Issste de que presenta daño estructural a raíz de los sismos de 1985, el instituto quiere venderlo a privados para construir un centro comercial.

Alejandro Encinas destacó que el inmueble no es propiedad del Issste, sino forma parte del patrimonio de Bellas Artes, por lo que no lo pueden desincorporar para venderlo. Nos comprometimos a requerir a los peritos de obras del Distrito Federal para que hagan un análisis estructural de los inmuebles para saber su situación, porque quieren acabar con espacios culturales, pasarlos al sector privado en demérito de la cultura del país.

Alberto Aguayo destacó: “Salvemos al teatro Jiménez Rueda. Es un centro cultural con más de 50 años. Aquí se ha presentado la Compañía Nacional de Teatro, y es una instalación de suma importancia, un referente cultural. Los daños no son sólo para los técnicos, productores y actores; es a la cultura en general. Nuestro pueblo está siendo afectado por el interés mezquino y en favor de particulares.

Sebastián Lerdo de Tejada, director del Issste, dice que tiene preocupación por toda la comunidad del teatro. Si su interés es salvaguardar la integridad física de las personas que asisten al teatro, si de verdad (el inmueble) representa riesgos, que lo destruyan y construyan un nuevo espacio cultural. Venderlo es un latrocinio. Lo quieren destruir para hacer un supermercado, es una aberración. Sabemos que a estos centros los mueven capitales extranjeros.

En la conferencia estuvieron Luz Emilia Aguilar Zínser, Jaime Chabud y Luisa Huerta, de la Compañía Nacional de Teatro, y Diana Guzmán, Carla Eudave, Erick Cantú, Eleazar Ruiz Hernández y Javier Díaz Dueñas, entre otros. Hicieron referencia a que desde hace años, de manera sigilosa, se han cerrado teatros en la ciudad.

Hoy, el PRD y legisladores de otros partidos presentarán un punto de acuerdo para solicitar información al gobierno federal y al Distrito Federal así como al Issste y al INBA de la situación del teatro.

Fuente: La Jornada

Deja una respuesta