Conaculta bajo ataque. Buscan desaparecer el FONCA

fonca

Todas las piezas se están acomodando lentamente para debilitar al Conaculta y minimizar, o muy posiblemente desaparecer, al Fonca, la pregunta es ¿lo vamos a permitir?

No es noticia que el gobierno de Peña Nieto tiene en poca estima la actividad cultural, lo que no ha sido tan evidente es el ataque constante a Conaculta para debilitarlo. Tanto la Secretaría de Hacienda como la SEP han tenido su buena parte de culpa en los atrasos de pagos y la pesadilla burocrática administrativa que actualmente se vive para cobrar una mínima cantidad por un trabajo subsidiado por los propios artistas. Por un lado estamos tan dolidos y gastados y por otro los funcionarios de Conaculta son tan herméticos (cuidan su chamba) que realmente no estamos viendo cómo se orquesta un ataque en contra de nuestra institución cultural y me parece que están preparando el golpe grande.

En días pasados se publicó en La Jornada, una nota titulada El Conaculta maneja fondo en la opacidad, donde se dan cifras escandalosas no reportadas a la cuenta pública por el FONCA y recomienda que “frente a la mencionada opacidad” se extinga el Fideicomiso “a fin de que las atribuciones que tiene conferidas en materia de promoción y difusión de la cultura y las artes, y que delegó al Conaculta” las realice directamente la SEP.

Hasta donde tengo entendido el Conaculta ha explicado el embrollo administrativo, comprobando la utilización del recurso de manera adecuada, que dicho sea de paso casi todo es parte de las becas del FONCA que llegan a manos de cientos de creadores. Esto no es una teoría de conspiración, es el más viejo priísmo.

El Conaculta dista mucho de ser perfecto u óptimo, así como el FONCA, pero los prefiero mil veces sobre la SEP. Hace poco, en la toma simbólica de Conaculta, se les imputaba a los funcionarios sobre la definición de cultura obteniendo respuestas mediocres basada en retórica política, pero si es poco clara la definición de cultura en Conaculta en la SEP es inexistente. Tal como ha pasado con los fondos etiquetados desde Cámara de Diputados, que son un botín político entregado al mejor postor y que sin importar cuántos alegatos ha habido de corrupción en ese proceso y que incluso el mismo Conaculta ha advertido cantidad de proyectos que no tienen el perfil o bien son fantasmas, no ha habido ningún cambio y los apoyos para proyectos culturales cada vez están más mermados.

En el gremio cultural hay sentimientos encontrados hacia el FONCA, pero antes de celebrar la caída de los miembros del SNCA por favor pensemos un momento si queremos ayudar al PRI a destruir la única institución cultural que gasta la mayor parte de su presupuesto en proyectos en lugar de burocracia y administración.

Ya se ha anunciado que en 2016 se reestructurara por completo el presupuesto, que en términos generales me parece bastante necesario, pero que justo da la oportunidad perfecta para desaparecer al FONCA.

Deja una respuesta