Fiesta de Teatro breve en Hermosillo.

Captura de pantalla 2016-05-20 a las 1.05.34 p.m.

Lo que nació como una posibilidad de proyecto, es ya un hecho. Teatro Breve Hermosillo está ya a la vuelta de la esquina. La idea tiene sus premisas muy claras, pero lo más importante es establecer un diálogo creativo entre aquellos que de alguna forma u otra somos practicantes de esto que llamamos teatro, eso que intenta construir actos creativos tanto de escritura como de dirección, actuación y montaje, sobre los que nos sea posible, a partir de la síntesis, y de amalgamar bloques de propuestas escénicas. Síntesis no es sinónimo de resumen, se relaciona con lo breve, sin embargo perdura puesto que su carga significante, debido al poder de la condensación, deja huellas tanto en creadores como en espectadores. El teatro es comunidad, nunca individual. Por ello, y amparados en la premisa de que el trabajo en grupo torna posible el florecimiento de nuevos horizontes, con esta proposición buscamos partir de lo más básico del teatro, su poder de reunión y encuentro.

La meta era crear tres jornadas escénicas, cada una regida por una línea temática pero siempre con la clara convicción de respetar las libertades creativas de todos los participantes. Así se convino y se decidió por tres ejes rectores: Identidad, fiesta y miedo. Cuatro presentaciones por día, cada una bajo su respectivo nicho semántico. Se convocó  a 12 dramaturgos que, previo sorteo de los ejes temáticos, escribirían una pieza de mínimo 12 minutos y máximo 15, que fuera un texto inédito, y además que no fuera monólogo, eso se ha cumplido, excepto que sean 12, quedó en 11, de igual manera es significativo. Del mismo modo 11 directores, que previo sorteo de las obras trabajarían y montarían el texto que les correspondiera, están en proceso.

Nuestra intención no es crear un colectivo, institucionalizar el evento, y presentarlo a la sociedad como un proyecto concluso, por lo contrario, todo esto se trata de una semilla, el inicio de un sendero que contiene mil posibilidades, donde la voz de cada participante es importante, tiene igual valía y entendemos que el liderazgo debe ser comunitario, sin protagonismos o apropiaciones. Si el teatro siempre ha sido comunidad y esto es un homenaje a tan noble expresión artística, es importante mantener correspondencia, diálogo crítico, enriquecimiento mutuo, pues si entre nosotros mismos no nos hacemos crecer se torna difícil que otro tipo de dinámicas y circunstancias donde la pluralidad de visiones que se conjuntan puedan darnos aportes para continuar el crecimiento de nuestros senderos personales. De antemano agradecemos su asistencia a esta convocatoria, sabemos la capacidad de cada uno de los aquí presentes y auguramos una jornada rica, compleja, artísticamente comprometida y sobre todo un claro ejemplo al público de que cuando el teatro se despoja de diferencias internas, reproches, ansias de reflectores y se dedica a ser lo que es, comunidad, puede demostrar manifestaciones dignas, sugerentes y relevantes.

La redacción.

Deja una respuesta