Un muestrario del teatro en Hermosillo

Alejandra Serrano

Tuve una extraña invitación a Hermosillo, Son., acepté sin entender muy bien qué iba a ver, pero ninguna expectativa me hubiera preparado para lo que presencié, en primer lugar porque nunca había visto algo así.

Teatro Breve Hermosillo 2015, fue una propuesta muy sencilla pero que reunió a buena parte de los teatristas en Hermosillo con la intención de generar comunidad y, por lo que pude observar, estaba sucediendo. El ánimo de los participantes en el estreno era absolutamente festivo, ellos mismos se sorprendían de conocer y reconocer a sus colegas sobre el escenario. A la par, lo que sucede para el espectador es literalmente una muestra del teatro que se produce en Hermosillo, con sus diferentes tonalidades y tesituras.

La convocatoria de Alejandro Cabral y Fernando Muñoz era muy sencilla, formar varios espectáculos compuestos de varias obras de corta duración —15 minutos y no, no es microteatro—. Su principal intención era convocar a la mayor cantidad de teatristas de la ciudad y trabajar juntos, pues como sucede en todas las ciudades hay rencillas, distancia y desconocimiento entre el propio gremio. Una intención sin duda noble, pero un tanto ilusa. Ni ellos mismos estaban preparados para la respuesta.

Sucedió lo impensable, la gente aceptó la convocatoria. No todos a quienes invitaron pudieron participar, pero muchos de ellos estuvieron pendientes, entre ellos, según entiendo Cutberto López, de quien no vimos participación, pero me cuentan que estuvo apoyándolos con la logística. Once dramaturgos sonorenses aceptaron participar, entre ellos Rafael Martínez quien radica en Cd. Obregón, Son., Gilberto Corrales sonorense radicado en Tijuana y Jorge Celaya quien actualmente se encuentra en el DF. También un par de autores que aunque tienen varias obras de teatro son más narradores que son Alejandro Flores, Carlos Sánchez y Carlos Iván Códova, acompañados por dramaturgos con trayectoria: Juan Carlos Valdez, Fernando Muñoz, Wichy García, Gerardo Peña y Roberto Corella. Todos los autores participantes tienen más de un reconocimiento estatal y/o nacional. Pueden ver más información sobre ellos enhttp://teatrobrevesonora.info/ Se juntaron once textos, entre ellos escogieron tres temas: fiesta, miedo, identidad que se rifaron entre los participantes y todos entregaron a tiempo.

Los textos se rifaron a su vez entre los directores participantes bajo seudónimo, para evitar filias y fobias, los directores participantes que terminaron el proyecto fueron (dos se quedaron en el camino): Saúl Barrios, Isaac Velarde, Hugo Sosa, José Vargas, Elizabeth Vargas, Verónica Vázquez, Alejandro Cabral, Hilda Valencia y Julio Perea. Cada director produjo con sus recursos su obra.

Lo que sucedió fue lo más lógico y lo menos pensado. Los creadores convivieron y dialogaron de la forma más natural, desde la escena. Rebasando cualquier dinámica que se realizan en los encuentros tradicionales, mesas de discusión o de trabajo, acá simplemente tenían que ponerse de acuerdo en cómo hacer la transición de una obra a otra y como es el espectáculo de todos, apoyarse entre todos. Ese simple hecho me dejó perpleja por su sencillez y eficacia.

Habrá que estar atentos si hacía el final de la temporada no se han matado unos a otros, pero como dicen los organizadores, la ventaja es que ya estaban peleados.Lo mejor de todo es que nadie está pensando en encontrar el hilo negro y saben que esto apenas es el primer paso que ahora viene la reflexión y seguir trabajando.

Para redondear el proyecto se decidieron a estrenarlo en un pequeño foro de la colonia Pitic (El kiosko del arte) que llevaba cinco años cerrado y sin funcionar como foro. Así que además recuperaron un espacio, en donde estarán dando funciones todo marzo, los jueves con las obras de temática Fiesta, viernes Identidad y sábado Miedo.

Teatro Breve Hermosillo 2015 es una experiencia que vale la pena analizar.

Fuente: Teatro Mexicano

Deja una respuesta